La disminución del calibre de las arterias carótidas por la formación de placa de ateroma. Es una manifestación de la arterioesclerosis y puede ocasionar ictus (infarto cerebral).