¿Qué son las varices pélvicas?

Estamos acostumbrados a identificar las varices como una enfermedad que afecta exclusivamente a las piernas, y sin embargo, es frecuente que existan también a nivel de la pelvis.

Las varices pélvicas son venas dilatadas que, de igual manera que sucede en las piernas, cumplen mal su misión de conducir la sangre de retorno al corazón. Se encuentran en la zona del útero, ovarios y cavidad pélvica. En ocasiones se conoce a este fenómeno como varicocele, pudiendo afectar también a los hombres.

Se asocia al embarazo y pude ser asintomático o generar molestias muy dispares y poco específicas como pesadez o dolor de bajo vientre, reglas más dolorosas y abundantes, dolor con las relaciones sexuales o dolor en miembros inferiores. Además se relaciona con la aparición de varices en las piernas. Cuando hay síntomas le llamamos “Síndrome de Congestión Pélvica”.

Hay situaciones especiales que se relacionan con este tipo de varices, como es el Síndrome de Nut Cracker o Cascanueces, que se produce por la compresión de la vena renal izquierda entre la arteria mesentérica superior y la aorta, o el Síndrome de May Thurner, producido por la compresión de la vena iliaca común izquierda por la arteria iliaca común derecha. Estos casos requieren estudios específicos para su identificación y tratamiento.