Laboratorio de exploraciones vasculares

Éste genera y transmite ondas de ultrasonido (no emplea radiación) que viajan a través de los tejidos y rebotan contra las estructuras que se van encontrando en su camino; las ondas vuelven a la sonda de ecografía con importante información, que se utiliza para obtener imágenes en un monitor, permitiendo determinar la dirección y velocidad del flujo sanguíneo y valorar una posible obstrucción dentro de un vaso.

Es posible reconocer el sonido distinto de una arteria o de una vena. Los sonidos procedentes de una arteria suenan como un látigo, mientras que los sonidos procedentes de una vena producen un sonido parecido al del viento.

Existen pequeños aparatos de mano con Doppler sin ecografía que permiten escuchar la circulación de la sangre pero no formar imágenes; se emplean para valorar la permeabilidad de arterias y venas o para medir la presión arterial en brazos y piernas, esencial en el diagnóstico de la patología arterial obstructiva.

Por norma general, la prueba específica a realizar durante su visita a LEV dependerá de sus síntomas y de la sospecha de una enfermedad vascular u otra.